Ya no hay tiempo

A ver si ahora que el humo nos llega hasta dentro de las casas, los pulmones y el miedo, nos paramos a reflexionar qué hacemos para cuidar la vida toda que es la vida de todas, todos, todes. El país está envuelto en humo, y no basta tener una aplicación para ver el mapa porque no hay ninguna aplicación disponible para hacer que llueva o que el viento sople a nuestro favor. Ya no llueve en mayo, y es triste.  La naturaleza parece estar tomando en sus manos la necesidad del equilibrio y ojalá lo logre porque los seres humanos hacemos lo contrario. El costo de ese equilibrio puede ser alto en vidas y bienes, pero habrá que aprender a ser humildes y a realmente construir más comunidad en los hechos y no sólo en las palabras.

Aquí en La Siguata hacemos también parte de lo que nos corresponde, compartimos saberes y haceres, y con el trabajo de defensoras hacemos crecer el verde de las plantas y el de la esperanza. En una jornada de trabajo voluntario, justamente en este tiempo de humo de mayo, las compañeras Adalinda Gutiérrez y Sara Hernández, dirigentas de sus comunidades y grandes luchadoras han dejado sus labores y vienen a darle fuerza al territorio de La Siguata. Sus frescas voces y carcajadas traen la luz del campo que siempre nos ha dado de comer, son parte de un colectivo que se va enredando y las especies que han cultivado junto a otras personas ya van creciendo, florean las matas y los colibríes aprovechan a chupar la miel morada de una lavanda; y por ahí una marita de árboles de caoba se ha vuelto adolescente, con lo que además vamos a poder compartir con quienes creen que vale el esfuerzo mirar la vida a través de las ramas, y se llevan a sembrar y cuidar de ellas.  No todo se pegó y analizan los qué y como es que suceden y cuanto hay en este oficio de la agricultura que no podemos controlar, sino bien intencionar.

Mientras andemos por acá habrá que hacer todo el esfuerzo por sostener a la madre naturaleza que nos brinda la vida; sembrar y cuidar lo que se siembra es una de las tareas; cuidar el agua y no desperdiciarla; dejar de llenar de plástico el mundo y de darle nuestro dinero y salud a quienes nos llenan de refrescos dulces y cancerígenos, dejar de comprar ese montón de ropa que ni alcanzamos a ponernos, o atesorar objetos sin sentido con que se alimentan las montañas de basura. Necesitamos más y más coherencia, ya no hay tiempo.

Y, por supuesto, hay que echar a los madereros, mineros, ganaderos, empresarios avaros que aún llenos de humo no hacen más que pensar en cuanto más pisto pueden tener en sus cuentas de banco.

Ya no hay tiempo dijo Berta, hace ya casi diez años, y era cierto. Mucha tarea y reflexión hay pendiente; quienes hemos estado contra el orden depredador del capitalismo extractivista sabemos que este tiempo llegaría, parece más rápido de lo esperado. Es urgente que el gobierno de Honduras elimine por completo todo su plan extractivo porque ningún mineral raro o común, ni el mal llamado progreso va a cambiar la ruta del agua que se termina, sino es que la cuidamos y dejamos de darla para lavar broza, hierro o monocultivos.

Aquí en La Siguata seguimos compartiendo y aprendiendo de los modos de hacer y entendiendo que los activismos también deben cambiar, sembrar colectivamente, reconociendo nuestros conocimientos es uno de ellos, que defensoras de diferentes comunidades compartamos las maneras diversas de cuidar la naturaleza y mientras tocamos la tierra hablamos de nuestras fuerzas y penas es un proyecto vital.

Aura Buni, Amuru Nuni, Yo para vos y vos para mí, La Siguata invita a las defensoras para que seamos comunidad en movimiento.

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, 22 de mayo de 2024

#AlertaDefensoras │Atacan oficinas de Barracón Digital y roban equipo de trabajo

El sábado 18 de mayo de 2024, entre las 12:00 m y las 3:00 p.m., fueron vulneradas las instalaciones de Barracón Digital en la Esperanza, Intibucá.

Según la denuncia de las compañeras, forzaron las puertas principales de las oficinas y robaron todo el equipo tecnológico: cámaras fotográficas, computadoras, celulares, equipo de grabación, herramientas de trabajo utilizadas para el ejercicio de los derechos digitales en el territorio y para las organizaciones que brindan acompañamiento.

Al momento de interponer la denuncia ante la Dirección Policial de Investigación, las defensoras se encontraron con serias deficiencias de atención, entre ellas la dilatación injustificada para dar seguimiento a la denuncia y la falta de personal para atender la misma.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunciamos este ataque contra nuestras compañeras. Exigimos a la Policía Nacional y a las autoridades del Ministerio Público que se investigue y de captura inmediata de los implicados en este ataque.

Nos mantenemos alerta ante cualquier situación y hacemos un llamado a organizaciones de derechos humanos y feministas a estar pendientes de nuestras compañeras de Barracón Digital.

Desdramatizándonos, cuerpos expresados en libertad

Llegamos a Santa Bárbara para nuestro tercer encuentro grupal, el entusiasmo por encontrarnos se confirmó con las sandias, mamones, naranjas, los mangos, ayotes, maíz, frijoles de distintas variedades y colores. Abundante ofrenda que las compañeras trajeron de los territorios para el centro energético de esta colectividad que nos conecta para compartir lo intimo de las historias personales y políticas.  

Celebramos la vida de varias compañeras que estaban de cumpleaños y también de aquellas que son madres y de las que decidimos con plena consciencia no serlo, sabemos que en nuestro país decidir sobre la maternidad es un privilegio y de esto también hablamos. En este espacio dialogamos con nuestros cuerpos y palabras sobre lo que significa ser mujeres, sobre los mandatos que nos oprimen y que hemos naturalizado; el cuidado cuando es una imposición exclusiva para nosotras sobrecargando nuestras vidas cotidianas, las labores domésticas que siempre van a la par de nuestro rol de defensoras, aunque no se divulgue en lo público de su vitalidad e importancia. También hablamos de lo fuertes que hemos tenido que ser para sostener nuestras luchas y defender nuestros derechos y “Estar alerta frente a tanta grosería que vivimos las mujeres” Para algunas es agotador tener que ser fuertes todo el tiempo pues es real que las organizaciones se sostienen con nuestros cuerpos, pensamientos y acciones.

Como el taller se va moviendo según se van poniendo en diálogo nuestras experiencias y emociones, hablamos de que en el feminismo hay muchas contradicciones, que nosotras mismas hemos reproducido o vivido, pues a veces siendo feministas replicamos la violencia, lo hacemos con nuestros hijos, hijas e hijes, lo hacemos cuando borramos de la historia y omitimos los aportes de compañeras a un proceso colectivo.

Expresarnos con libertad no siempre es fácil con los muchos mandatos que hemos internalizado, la autoridad, el enojo es algo que se nos han prohibido a las mujeres, por eso cuando gritamos también nos estamos liberando de cosas acumuladas que tenemos dentro y que esta mal visto que lo hagamos las defensoras pero que en los defensores se valora positivamente. Como, por ejemplo; gritar, hablar claramente, y hasta decir que no.

En este taller nos expresamos de acuerdo con lo que hemos vivido. En nuestras experiencias dijimos que llega un momento en el que podemos cambiar la mirada para no ocuparnos de los espacios domésticos y que los compañeros de las organizaciones también los asuman.  Podemos vernos a nosotras mismas con el reconocimiento que es interno, que es de nosotras y no de cómo nos ven o no nos ven o quieren ver las demás personas. Vernos más allá de la victimización. Así vamos aprendido a ser libres porque no es para la libertad que nos educaron, por eso hablar entre nosotras de nuestras historias es una pedagogía de la libertad en la que nos vamos dando cuenta que nos cansamos de ser débiles, siempre buenas o siempre fuertes y a veces las circunstancias, los contextos nos obligan a sacar la fuerza que necesitamos, pero es haciendo amistades entre nosotras como defensoras que vamos viendo crecer nuestra libertad.   

Liana Funes. Compilación de las reflexiones colectivas de este tercer taller del proceso “Sanar Nuestra Historia, Caminando Juntas Hacía Una Pedagogía del Cuidado”. Facilitadora: Esperanza Mejía.

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras (RNDDH), 15 de mayo de 2024

Decreto 18-2024: Un logro de la lucha comunitaria que defiende los bienes comunes

La lucha de las comunidades que defienden el río Guapinol y San Pedro, logró la aprobación del Decreto 18-2024 que recupera y protege la zona núcleo del Parque Nacional Montaña de Botaderos “Carlos Escaleras Mejía”. Este Decreto fue aprobado por el Congreso Nacional el 21 de febrero de 2024 y entró en vigencia el 6 de mayo de este mismo año, es decir, más de dos meses tarde.  

Un día después de la sanción y publicación del Decreto en La Gaceta, se realizó un plantón frente a Casa Presidencial, para exigir el cumplimiento inmediato de la ley, la inminente restauración y recuperación del Parque Nacional Carlos Escaleras y la pronta anulación de las actividades mineras a cielo abierto que no solo han provocado devastación del medio ambiente, sino que también impactan, principalmente, en la vida de las defensoras y defensores de los bienes naturales en esa zona del Bajo Aguán.

La movilización fue convocada por el Comité Municipal de Defensa de los Bienes Comunes y Públicos de Tocoa, la Plataforma Agraria del Aguán, la Fundación San Alonso Rodríguez (FSAR) la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA) y otras organizaciones que se hicieron presentes en Casa Presidencial en Tegucigalpa, donde no les atendieron. Al contrario, fueron recibidos con una gran cantidad de agentes policiales que son los mismos que reprimen, amenazan y actúan a favor de la minera en las comunidades de Colón. Durante el plantón, la seguridad de casa de gobierno negó el acceso a energía eléctrica para conectar los parlantes y escuchar las demandas de la movilización.

Nosotras, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras también estuvimos presentes, acuerpando la lucha como lo hemos hecho desde años atrás, y denunciando la indiferencia del gobierno y los abusos de la Policía Nacional que se dedicaron a hacer fotos y videos de las personas presentes. Nosotras reconocemos que la aprobación del Decreto 18-2024 es un logro de las comunidades, de nuestras hermanas y compañeras defensoras de Guapinol, del sector San Pedro, e igualmente de Tocoa, quienes poderosas y valientes se han enfrentado a múltiples formas de violencia por la defensa de los bienes naturales, los ríos San Pedro, Aguán y Guapinol y el derecho a un medio ambiente limpio y libre de minerías.

¿Qué pasa con el Parque Nacional Montaña de Botaderos Carlos Escaleras Mejía?

El parque nacional Montaña de Botaderos “Carlos Escaleras Mejía” está ubicado entre los departamentos de Colón, Yoro y Olancho. En 2012, se declaró área protegida (Decreto Legislativo 127-2012). En 2013, el Congreso Nacional de forma fraudulenta, redujo 217.34 hectáreas de la zona núcleo del parque nacional (Decreto 252-2013). El siguiente año, el Estado otorgó dos concesiones mineras de 200 hectáreas a la empresa Inversiones Los Pinares/Ecotek y en 2016, adquiere el nombre de Parque Nacional Montaña de Botaderos “Carlos Escaleras Mejía” en conmemoración al ambientalista y defensor de derechos humanos que fue asesinado por su lucha contra el extractivismo en Tocoa, Colón; irónicamente, en ese mismo decreto, se vuelve a reducir los límites de la zona núcleo del parque (Decreto 93-2016). Todos estos años ha habido una lucha tenaz para defender los ríos y las montañas contra la minera instalada ilegítima e ilegalmente por Inversiones Los Pinares, y que ha costado el encarcelamiento y asesinato de varias personas luchadoras.

Finalmente, en 2024 la lucha de las comunidades logró la aprobación del Decreto 18-2024 que deroga el Decreto No. 252-2013 y el Decreto No. 93-2016 que reducían la zona núcleo del parque nacional. Y se reforma el Decreto No.127-2012 que en adelante se leerá: “Créase el PARQUE NACIONAL MONTAÑA DE BOTADEROS, con la denominación de “PARQUE NACIONAL MONTAÑA DE BOTADEROS, CARLOS ESCALERAS MEJÍA” (…) como parte integral e incorporado al Sistema Nacional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de Honduras (SINAPH)”, de acuerdo a la publicación en La Gaceta del 6 de mayo de 2024.

El impacto de la minería en la vida de los y las defensoras

Las concesiones mineras en el parque nacional Carlos Escaleras provocaron grandes devastaciones a las comunidades en la zona que van desde daños ambientales graves hasta asesinatos, criminalización, hostigamientos, amenazas, campañas de desprestigio y desalojos en contra de personas, comunidades y los y las defensoras de derechos humanos que se oponen a los megaproyectos extractivos en el Parque Nacional Carlos Escaleras.

No es una coincidencia que el 66% de los territorios donde hay agresiones hacia defensoras están en la costa norte de Honduras, territorio de disputa de la tierra, los bienes comunes como el agua, los espacios para el turismo y los megaproyectos, según nuestro informe anual de agresiones de 2023.

De acuerdo a nuestros datos de registro y documentación, desde 2018 a 2023 hemos registrado 6873 agresiones dirigidas a defensoras, sus colectividades u organizaciones, de las cuales el 22% de agresiones ocurrieron en Colón, el 12% en Tocoa.

En estos años, además de registrar las agresiones contra nuestras compañeras defensoras; en 2019 organizamos la Misión de Solidaridad Feminista «El Abrazo» en la que visitamos el Río Guapinol en Tocoa, desde donde nos solidarizamos, acuerpamos la lucha, difundimos información y denunciamos las agresiones contra nuestras compañeras defensoras de Guapinol.

Asimismo, acompañamos la lucha por la defensa de los bienes comunes de Tocoa participando como observadoras en el Cabildo Abierto para declarar Tocoa libre de minas y proyectos extractivos. Hemos participado en las reuniones presenciales y virtuales sobre el Caso Guapinol, aportando a la definición de la estrategia política y legal de acompañamiento. Estuvimos en los procesos de interposición de denuncias, conferencias de prensa, reuniones con embajadas y diferentes instancias nacionales e internacionales en materia de derechos humanos. Nos organizamos en el Campamento Feminista Viva Berta ─instalado frente a la Corte Suprema de Justicia─ para exigir libertad y justicia para los 8 presos políticos de la comunidad de Guapinol, encarcelados por defender los ríos San Pedro, Guapinol y el parque nacional Carlos Escaleras.

La Red Nacional de Defensoras, hemos atestiguado y participado en la lucha que las comunidades han hecho para proteger los recursos naturales del Parque Nacional Montaña de Botaderos “Carlos Escaleras Mejía”, por ello, nos alegra que se haya logrado la aprobación del Decreto 18-2024 que protege el parque nacional.

Sin embargo, sabemos que la lucha no se termina con la publicación de la ley; por ello, acuerpamos las demandas de las comunidades de Tocoa que exigen acciones penales contra los responsables de los daños irreparables en contra de las comunidades, los y las defensoras y el ambiente, perpetrados por la empresa minera Inversiones Los Pinares/Ecotek en Tocoa, Colón. Es necesario que el Estado de Honduras, revoque inmediatamente las licencias ambientales otorgadas a los proyectos ASP Y ASP2, que cancele todas las concesiones del megaproyecto Pinares Ecotek, la planta peletizadora y la planta termoeléctrica Ecotek que destruyen la zona núcleo del parque nacional Carlos Escaleras y contaminan los ríos San Pedro, Gran Río Aguán y Guapinol.

Con la aprobación del Decreto 18-2024, esperamos que se haga justicia para las comunidades de Tocoa, Colón y sea un precedente para que la justicia se expanda en todo el país, que se cancelen todos los proyectos extractivos que dañan nuestro ambiente, nuestra vida. Mientras eso sucede continuaremos gritando en las calles: ¡Sí a la Vida, No a la Minería!

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, 13 de mayo de 2024


#AlertaDefensoras | Detienen a la defensora de Derechos Humanos y comunicadora, Karla Lara

El jueves 2 de mayo de 2024, a las 8:45 p.m. fue detenida arbitrariamente por la Policía Nacional, la defensora Karla Lara y llevada a la posta policial Cuarta Estación del Zonal Belén.

Ella se encontraba en un establecimiento del Barrio La Bolsa cuando miembros de la Policía Nacional se acercaron a ella y a su acompañante para advertiles que tenían “5 minutos para irse”. Posteriormente fue llevada a la posta.

La RNDDH denunciamos el abuso policial contra nuestra compañera Karla. Alertamos a las feministas y organizaciones de derechos humanos a exigir su liberación inmediata. Exigimos que nuestra compañera sea asisitida con garantía en sus derechos humanos básicos. EXIGIMOS QUE LIBEREN A KARLA LARA ¡YA!

AlertaDefensoras│Detienen de forma ilegal a Lilian Borjas, defensora campasina de la CNTC

Hoy, martes 30 de abril, miembros de la Policía Nacional detienen a la defensora Lilian Borjas, coordinadora de la Central Nacional de Trabajadores del Campo – Regional El Progreso (CNTC) y miembra de la Asamblea de la RNDDH.

La defensora iba camino al Instituto Nacional Agrario (INA) a dar acompañamiento a dos grupos campesinos que actualmente están llevando a cabo una lucha por el reconocimiento de sus tierras, cuando fue detenida en un retén policial en Pico Bonito, La Ceiba, Atlántida, por un antiguo proceso de criminalización del que fue víctima en 2013 por su ejercicio de defensoría, por el que hace cuatro años debieron emitir una carta de libertad.

Desde la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunciamos la incompetencia del sistema judicial que no ha podido actualizar su sistema, provocando revictimización y continúa estigmatización contra las defensoras de la tierra.

La RNDDH llamamos a las organizaciones de Derechos Humanos a exigir la liberación inmediata de nuestra compañera Lilian Borjas y el cese de la sistemática persecución judicial contra las defensoras de todos los territorios.

Tres años del Campamento Feminista Viva Berta: seguimos convencidas de la justicia feminista, garífuna y popular.

El 5 de abril de 2024 se cumplieron tres años desde la instalación del Campamento Feminista Viva Berta en 2021; apenas se había salido de la pandemia, vivíamos bajo la narcodictadura represiva y el ambiente para reunirse era aún difícil. Pero llegó el juicio contra David Castillo y la energía articuladora de Berta Cáceres logró que sus más cercanas compañeras de los caminos de lucha se propusiera ir más allá de los plantones frente a la Corte, las movilizaciones, las denuncias en redes sociales y surgió la idea de montar un campamento, por decisión del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras (RNDDH) y la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH). El Campamento Feminista Viva Berta duró tres meses en un territorio urbano recuperado frente a la Corte Suprema de Justicia, organizado y dirigido fundamentalmente por mujeres y personas de la disidencia sexual.

Pasaron cientos de personas y muchos colectivos y organizaciones que llegaron de todo el país. Al inicio fue un espacio mayoritario de las organizaciones convocantes: COPINH, OFRANEH, RNDDH y Consejo Indígena Lenca Tierras del Padre, pero se nutrió de a poco con la presencia de gente de Tegucigalpa, y luego el juicio y el Campamento se hicieron noticia nacional e internacional. Más se alargaba el juicio y más gente llegaba al Campamento.

Berta Zúniga Cáceres, coordinadora del COPINH, comenta que “montar ese Campamento fue convertir la hostilidad en esperanza. Entendimos que no solo había que pelear el juicio públicamente sino mostrar la lucha de las comunidades y cómo el asesinato afectó no sólo a la familia o al COPINH, sino que, a otras organizaciones, al movimiento social hondureño. Esa era la reflexión y la idea, denunciar que el espacio de la Corte no es público, que es elitista y racista, que es construido para la exclusión».

«Una de las cosas preciosas fue reocupar ese espacio, es un poco de lo que nosotras necesitamos cada día; reocupar los espacios para volverlos públicos porque hay tanta presión para privatizar hasta la mente de la gente que necesitamos ejercer ese derecho de hacer públicos los sectores, espacios en los cuales nosotras nos sintamos vivas. Yo creo que un espacio como ese donde hubo arte, música, teatro, juegos para la niñez que llegaba, ahí donde había esa posibilidad de no sentirnos encerradas. Yo creo que fue maravillosa esa pensada», expresa Miriam Miranda, coordinadora de la OFRANEH.

El tercer aniversario del Campamento Feminista Viva Berta se conmemoró con una jornada de trabajo y memoria en la que compañeras, compañeros, niñas y niños que se hicieron presentes en el Campamento limpiaron y pintaron carteles para regresarle la vida y los colores al lugar. Y para hacer memoria de los días de trabajo y aprendizaje que ahí se vivieron, nuestras compañeras colocaron una galería de fotos de varios momentos que vivimos juntas y juntos durante el Campamento. Unas contaban anécdotas y otros mostraban a sus hijas e hijos las fotografías donde aparecían más pequeños y cómo fueron creciendo y formándose durante el asentamiento.

Una de las cosas más bellas e importantes de la jornada fue la presentación del cuento “Días de Campamento” escrito por nuestra compañera Melissa Cardoza, en memoria de Kathy (compañera de la OFRANEH) y dedicado a las niñas y niños que hicieron del Campamento Feminista Viva Berta un lugar de certeza y esperanza en el presente. Reconocemos que las infancias fueron quiénes mantuvieron la alegría, las risas, los juegos y los ánimos, fueron un eje fundamental que dio fuerza y ánimo para continuar en la lucha; es por eso que, es importante que aprendan sobre la justicia, conozcan sus derechos, las luchas de sus comunidades y sepan y hablen de Berta Cáceres, su lucha como defensora de tierra y territorio, el medio ambiente y los bienes naturales.   En ese sentido, el cuento fue leído por una niña y un niño del Consejo Indígena Lenca Tierras del Padre y se entregaron ejemplares a niños y niñas que vivieron durante tres meses en el Campamento y que son los y las protagonistas que seguirán compartiendo lo que ahí vivieron con las niñas y los niños de sus comunidades.

«Lo más importante es que los niños y las niñas vayan aprendiendo que sí es necesario y sí se puede y se debe luchar o más bien estar en esos espacios donde se reivindica justicia porque ellos van a aprenderlo y conocerlo de otras maneras. Una de las cosas importantes es que Berta estaba viva y está presente permanentemente y las niñas y niños ven eso constantemente y hablan de ella», dice Miriam Miranda sobre el aprendizaje de la niñez en el Campamento.

Tres años después, muchas compañeras y compañeros continúan recordando con alegría las experiencias vividas a pesar de las dificultades. Como había que correr a refugiarse de la lluvia o el frío, el cariño, el aprendizaje, la alegría, la comida y el ánimo de la comunidad LGBTIQ+ de la OFRANEH, los karaokes con la voz de Kathy, la espiritualidad, los juegos, el poder estar juntas y juntos, compartir momentos, la solidaridad y el acuerpamiento de organizaciones, colectivos y muchas personas de Tegucigalpa y diferentes territorios del país.

Continuamos convencidas de el Campamento Feminista Viva Berta como símbolo de la justicia feminista, indígena, garífuna y popular, lugar donde nos seguimos encontrando y uniendo para alzar la voz, compartimos saberes y reflexiones, celebramos y brindamos homenaje a las que sostenemos la vida y las luchas. Pero, sobre todo, continuamos exigiendo justicia para nuestra hermana y compañera Berta Cáceres, que se confirme la sentencia de todos los condenados por su asesinato.

Para Berta toda la verdad, toda la justicia.

¡Viva el Campamento Feminista Viva Berta!

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras, 5 de abril de 2024

#AlertaUrgente│Amenazas, agresiones e intimidación contra defensoras y defensores de Triunfo de la Cruz, Tela

Hoy, 9 de marzo, desde las 8:00 am defensoras y defensores parte del Comité de Defensa de Tierras, Patronato de la Comunidad de Triunfo de la Cruz y la Comisión para el Cumplimiento de la Sentencia de Triunfo de la Cruz se organizaron para realizar una caminata pacífica en la comunidad con el objetivo prioritario de visibilizar la situación de violencia y despojo que están enfrentando, así como el incumplimiento de la sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Minutos antes de las 11:00 a.m. se acercaron al plantón dos vehículos donde se transportaba uno de los dueños del Complejo Turístico Rosa Negra, desde el que intentaron atropellar a varias defensoras y defensores

En los dos vehículos se transportaban varios hombres, de los cual el propietario del Rosa Negra dijo que estaban armados, al mismo tiempo los hombres que le acompañan tomaban fotos y videos de las y los compañeros.

Las defensoras y defensores de Triunfo de la Cruz han sostenido la lucha para hacer cumplir las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dictadas desde el 2019, ganadas por el pueblo garífuna y hasta la fecha incumplidas por el Estado de Honduras.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunciamos el alto riesgo en el que viven cada día las defensoras y los defensores del pueblo garífuna, por ejercer su legítimo derecho a la tierra y el territorio.
Exigimos el cumplimiento de las sentencias señaladas para detener la hostilidad agresiva contra las comunidades.

Llamamos a las organizaciones nacionales e internacionales y a los movimientos sociales para que se sumen a la denuncia pública frente a los hechos del día de hoy, y para mantenerse alerta.

#AlertaUrgente│Intimidación de grupos armados y agentes de la Policía Nacional en la recuperación Wani Le, Triunfo de la Cruz, Tela

La mañana del miércoles 6 de marzo, agentes de la Policía Nacional y grupos de personas armadas llegaron con intención de desalojar a miembras y miembros de la recuperación de tierra Wani Le, en la comunidad garífuna de Triunfo de la Cruz, Tela, Atlántida.

Las defensoras y defensores de Triunfo de la Cruz han sostenido la lucha para hacer cumplir las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dictadas desde 2019, ganadas por el pueblo garífuna y hasta fecha incumplidas por el Estado de Honduras.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunciamos el hostigamiento sistemático y la violencia en contra de defensoras y defensores del pueblo garífuna, quienes ejercen su legítimo derecho a la tierra y el territorio. Exigimos el cumplimiento de las sentencias señaladas para detener la hostilidad agresiva contra las comunidades.

Llamamos organizaciones nacionales e internacionales y movimientos sociales sumarse a la denuncia pública frente a esta nueva amenaza que mantiene en zozobra al pueblo garífuna del Triunfo de la Cruz, Tela.

#AlertaUrgente│Continúa persecusión judicial contra la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH).

Hoy, miércoles 24 de enero de 2024, miembros de la Policía Nacional detuvieron a Cosme Ávila en el municipios de Trujillo, Colón, defensor de la tierra y el territorio, y los derechos del pueblo garífuna parte de la OFRANEH.

El defensor Cosme Ávila es acusado del delito de usurpación, por empresarios canadienses (Carivida) quienes invadieron un terreno comunitario, anteriormente en 2017, fue detenido en Roatán bajo los mismos cargos. Esta detención se suma a la persecución sistemática contra el pueblo garífuna que defienden sus territorios ante inversionistas extranjeros quienes mantienen su interés por expropiarlos para la implementación de proyectos turísticos y residenciales en los alrededores de la Bahía de Trujillo.

La persecución judicial y criminalización al derecho a derecho a defender ha sido una de las principales estrategias de empresarios para poder saquear los territorios y estigmatizar a las defensoras y defensores.

Desde la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras denunciamos la persecución continua contra defensoras y defensores del pueblo garífuna, y exigimos la libertad inmediata de Cosme Ávila.